“La cejilla te permite tener duende en los once tonos” (guitarrista flamenco anónimo del S.XX)

lunes, 8 de mayo de 2017

Consumo de canciones de amor según diferentes grupos sociales (1)

Haremos una división básica en 3 grupos en base a la frecuencia de su consumo.

CONSUMIDORES COMPULSIVOS

Dentro de su heterogeneidad, destacan varios rasgos comunes: la defensa irracional de los cantantes solistas, desconfianza hacia los temas sociales, optimismo inquebrantable que raya la estupidez congénita, tal y como afirman Helmet et al. (2001), colores complementarios en su indumentaria y un alto porcentaje (cercano al 90%) de intolerantes a la lactosa.

En este grupo destacan:
-          Adolescentes y  mayores de 95 años.  Se comprende que el primer grupo está en la fase de afianzamiento de la personalidad y el gusto individual. El segundo grupo, …¿lo estaría perdiendo? De momento son hipótesis (Sánchez y Torrales, 2015). Es un dato que, de momento, desconcierta a la comunidad científica. Tanto en la muestra elegida como en el grupo control hay síntomas de desconcierto y encopresia que limitan la interpretación de los resultados (Torrales, 2016).

-          Personas con ingresos entre 15.000 y 22.000 euros anuales.  Parece ser la cantidad adecuada que permite compatibilizar un cierto ocio y una falta de responsabilidades acuciantes (Sánchez y Torrales, 2015)
.
-          Potenciales suicidas. Se desconoce si su personalidad depresiva les hace caer en la tentación o si por el contrario el consumo de material musical amatorio les priva del interés por la vida (Torrales, 2016).
 

-          Monitores de Cau, colonias y campamentos religiosos. Cuentan con el beneplácito de saber  que “no es para toda la vida”, y la mayoría encuentran un sentido a la vida tarde o temprano (Sánchez, 2016).





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para estar al día de nuestras publicaciones y nuestros eventos: